Celebration…

Por fin tengo un rato a solas en la habitación para contaros que tal fue la celebración del aniversario…

La verdad es que estábamos algo nerviosas, porque hacia como 4 años que no lo celebrábamos… estos últimos años andábamos  siempre a la gresca y o no nos acordábamos, o no queríamos acordarnos. Pero al final la noche salió bastante bien.

Como siempre nos pasa, salimos tarde de casa. Cogimos el coche camino de Madrid y a buscar aparcamiento cerca del centro. Opte por lo fácil, templo de Debot y aparque a la primera. Cogimos el metro para no tardar mucho en llegar a cenar (a tomar por saco mi idea de ir paseando por la Gran Vía hasta llegar al restaurante). Fuimos a un Japones que queda pegado a la calle montera que es un «kaitensushi buffet”  -los platitos de sushi y demás los coges de una cinta transportadora que pasa por las mesas- como teníamos poco tiempo no disfrutamos todo lo que hubiéramos querido de la cena, pero nos lo pasamos genial eligiendo platitos y poniéndonos finas a pollo con almendras sushi vegetal y cositas así.



Luego para baja la cena, nos toco ir corriendo hasta el teatro porque íbamos pilladisimas de tiempo, os sonora tonto, pero a mí me parece romantiquisimo ir corriendo por las calles atestadas del centro, intentando cogernos la mano o alcanzarla antes de que cruce el semáforo y agarrarla y esquivar a toda la gente mientras la buscas para que no se pierda (puedo ser tannn pastelosa a veces…)



Bueno por fin llegamos,  y que puedo deciros… El Rey León es LO MEJOR, como se nota que Disney está detrás de estas cosas, porque me basto el primer acto para arrancarme a llorar de la emoción. Totalmente recomendado, y no hace falta gastarse el dineral que cuesta la platea… desde las primeras filas del primer anfiteatro se ve de lujo. Lo disfrutamos como enanas las dos disfrutando y comiendo las carísimas palomitas que te vende en el bar.

La pena fue que al final no hubo juerga nocturna por Madrid, estábamos cansaditas y mi chica con dolor de rodillas por las estrecheces del teatro, así que nos fuimos a terminar de celebrarlo a casa, que tampoco esta tan mal, no?  😛

Y de regalo … la canción que no paro de escuchar esta temporada!




  1. Uy, pues a mí lo de llegar tarde e ir a toda prisa me pone de mala leche. Con mi ex era siempre así y no conseguía disfrutar de esas escapadas.

    Me alegro de que vosotras lo pasarais tan bien. 🙂

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *